Jueves de pasión, diez de la mañana arrancó el Torneo ciudad de Alcalá, con más de cuatrocientos participantes en siete categorías. Desde los alevines más pequeños, nacidos en el 2002 hasta los junior, algunos de más de dos metros, nacidos en 1995. Comenzaba la tercera edición.

Los primeros partidos de grupo entre los equipos madrileños a la espera de que fueran llegando desde diversos puntos de España todos los participantes, como siempre gran presencia de equipos catalanes, así como de aragoneses y valencianos, con un nivel alto que venían a probar contra algunos de los mejores de Madrid.

Los partidos se sucedían en las cinco sedes, e iban quedando definidos algunos de los cruces para el viernes, así como que equipos lucharían al final por levantar trofeos, Fuenlabrada y Estudiantes demostraban en varias categorías porque están a la vanguardia y los equipos visitantes de Alierta Augusto, Godella y Cornellá no se quedaban atrás mostrando su arsenal.

El viernes se empezaba desde las nueve de nuevo a disfrutar de buen baloncesto, con emocionantes partidos que hacían presagio de lo que se viviría por la tarde en las semifinales de cadete e infantil masculino. En las chicas Cornellá se citaba para la final contra las alcalaínas en cadete, mientras casi certificaba su título en infantil. Por la tarde tras más de seis horas de emoción Godella se metía en las finales de cadete e infantil masculino.

Sábado santo, y con aun todo por decidir la mañana comenzaba con Cornellá levantando el título en infantil femenino, mientras que en los minis Fuenlabrada se alzaba con el masculino y Godella con el femenino. En Camarma Aristos vencía a los alcalaínos en la final por el trofeo junior, mientras que los locales se alzaban con el de cadete femenino. A la espera de las dos finales más reñidas.

En infantil masculino Estudiantes conseguía en los últimos minutos vencer por 63-54 a Godella en la final, dejando para la tarde la traca final, la final de cadete masculino entre Fuenlabrada y Godella, final apoteósica para el recuerdo que se decidió tras una prorroga por 88-86 para los valencianos, dando paso a la clausura del torneo, entre los bailes del público y las alegrías de los jugadores se ponía punto final a casi tres días de pasión por el baloncesto.

Reportaje: Héctor Manzano.

Y mañana…. El reportaje fotográfico.

¡Compártelo!